El Pabellón de Torre del Mar se inaugura con balonmano

Nuevo Pabellón de Torre del Mar. Foto Eva Guzmán (SUR)

Este próximo sábado 26, a las 18:30 horas, y por tanto casi a la misma hora que juega el baloncesto en Vélez-Málaga, se inaugurará el tan ansiado Pabellón Cubierto de Torre del Mar con un partido de balonmano con los equipos de ASOBAL andaluces de Antequera y el Keymare Almería.
El presidente torreño ha vuelto a soltar una serie de improperios contra el consistorio veleño y al área de Deportes, en esta ocasión con razón en cuanto a ignorar el horario del básket para este importante acontecimiento, y que después de tanto luchar el presidente en su etapa en el equipo de gobierno por esa instalación, debido a las rencillas políticas que no cesan, se va a inaugurar de forma paralela y sin baloncesto.
Política y deporte siempre me ha parecido una mezcla explosiva y Manolo Rincón no ha sabido nunca desligar una cosa de la otra. Ahora, el concejal de deportes, identificando al club con el político en cuestión, niega ayuda alguna al club que representa a la afición al baloncesto en la comarca. Es cierto que el baloncesto es tal ahora mismo por el impulso económico de su presidente, pero las rencillas políticas siguen apareciendo fuera de los plenos y perjudica en este caso a los que amamos a este deporte. El baloncesto se está aprovechando del apoyo de Manolo Rincón para estar donde nunca estuvo en cuanto a nombre, pero no tiene que pagar nunca el precio de dimes y diretes políticos para que la gente poco a poco termine aburriéndose, que puede estar ocurriendo.
En la tarde de hoy martes, en la rueda de prensa que ha dado el técnico Paco Aurioles para hacer balance de la primera vuelta, le terminaba pidiendo un mensaje a esa afición que sabemos existe en la comarca, porque él como entrenador vivió los mejores momentos en la EBA de apoyo de la afición, y así lo aseguraba. "Me extraña no ver a mucha gente de baloncesto que conozco, y que llegamos a vibrar con un pabellón con hasta 1300 personas en aquella clasificación a los play off o el año antes con los dos autobuses llenos a Atarfe donde parecía más bien que jugábamos en casa que fuera. Esa gente que hecho en falta se está perdiendo el mejor baloncesto que nunca se ha hecho aquí en Vélez. Me recuerda mucho a mis tiempos de Maristas; un plantel joven, nada maleado, sin jugadores que vengan de vuelta o problemáticos y que están haciendo todo lo posible por meterse en los play off a la LEB Oro. Cada sábado, todo es muy parecido al cuento de la Cenicienta. Espero que la gente se anime a volver porque se va a encontrar un equipo que se parte la cara en cada encuentro con un baloncesto del mayor nivel. Además, van a ver un conjunto que está en pleno crecimiento y con una estructura profesionalizada. Se está haciendo un buen trabajo de promoción y creo que la gente se va a enganchar al equipo en esta segunda vuelta, sobre todo, gracias al regreso de otro de los viejos conocidos como Francis Robles".
Pues ahí esta la invitación. Sabemos que uno recoge lo que siembra y a veces no se siembra bien, y llegan las consecuencias. Criticando una y otra vez al Concejal de Deportes y a sus cargos de confianza, difícilmente puede conseguirse algo para el club (ver Artículo del Diario La Axarquía). El apoyo de Clínica Rincón es un lujo hoy por hoy para el deporte local; patrocina además del baloncesto, clubes de baloncesto en sillas de ruedas, atletismo, fútbol sala, fútbol, natación, triatlón, hockey hierba,... Ahora bien, las formas de su gerente, presidente sólo en el caso del baloncesto, le pierden en diversas situaciones más propias del ámbito político local, que tampoco debería darse auque ya parecemos acostumbrados, pero que ni mucho menos las queremos en el deporte. Don Manuel Rincón Granados pide un respeto hacia su persona; yo pediría más bien el respeto de todos para el baloncesto. El lunes hay pleno y lamentablemente se hablará allí de baloncesto.
Antes, el sábado se inaugurará el pabellón cubierto de Torre del Mar con su primer lleno histórico, gracias sobre todo a esa marea verde que tanto vive y se identifica con el Club Balonmano Antequera esta temporada en la que está viviendo su mejor año en la historia de este deporte. Yo estaré en mi Pabellón de siempre, apoyando al baloncesto. Y si se va a otro, pues también. Porque recordemos que las personas pasamos pero el club sigue.
Antonio J. Reyes