José A. Rojas, al final, al CAI Zaragoza

José Antonio Rojas en una de las actividades con la cantera en su estancia en la Axarquía. Foto Archivo Antonio J. Reyes

José Antonio Rojas termina fichando con el CAI Zaragoza en una rocambolesca historia a la desesperada en busca de equipo. Y es que, como anunciamos ayer en este blog, el ex-jugador de Axarquía, sin esperarlo, se vio fuera de la plantilla de Breogán de Lugo ante la llegada de Betinho. Lo que fue un auténtico trago se trasformó en una inmensa alegría ante la llamada de un ACB, Akasvayu Girona. El jugador, rápidamente ponía rumbo hasta la localidad catalana y, tras 8 horas y media de coche, llega apunto para poder entrenar. Estaba citado a las 18 horas. Pero cual fue su sorpresa cuando le comunican que no le harían ficha a no ser que se lesionara algún jugador, y que la intención era sólo que reforzara los entrenamientos del equipo. Así lo anunciaba además el club en nota de prensa sobre las 19 horas. Según me comenta José A. Rojas, "a mí lo que me gusta es jugar y yo no sirvo para estar de esa manera. Por lo que fue presentarme, comunicarme la situación y tal como terminé el entrenamiento, igual me fui de allí. No podía estar sin saber si iba a poder jugar en lo que queda de temporada. Cogí rumbo a Lugo pero hice noche precisamente en Zaragoza, donde no paré de hablar con uno y otro pidiendo opinión, y buscando equipos. Ha sido agobiante".
Hoy, el jugador paleño, a sabiendas de que el Clínicas Rincón Axarquía jugaba en Palencia, paró a almorzar con ellos. "Sí, hacía tiempo que no los veía. Y precisamente, charlando en la habitación con Lázaro y Paco Aurioles, a las 17:30, me llaman de Zaragoza y firmo por fax. Estoy muy contento de recalar allí porque es un equipo ACB. Allí se vive además el baloncesto de una manera especial. Es una suerte estar de nuevo en un conjunto grande de la Adecco LEB, aunque mejorando la situación ya que tiene una ventaja de dos victorias sobre Lugo. Además, el pabellón Príncipe Felipe es un lugar magnífico para jugar al baloncesto, sobre todo porque estás arropado por un público sensacional. Vive un ambiente espectacular".
El jugador se encuentra por tanto en estos momentos en Lugo ultimando sus cosas antes de coger de nuevo el coche y recalar por lo que resta de temporada en Zaragoza. Precisamente hace una semana, se enfrentó a su nuevo equipo en el Pazo Provincial dos Deportes de Lugo y también lo hizo en Zaragoza en las semifinales de la Copa Príncipe en la que el conjunto celeste ganaba a domicilio a un anfitrión que había puesto mucho empeño en este trofeo.
José A. Rojas al fin está muy contento de terminar en el CAI Zaragoza, aunque el galimatías, la incertidumbre ante el final del plazo de fichajes FEB y los kilómetros realizados, todo en apenas 48 horas, para él se quedan. Lo dicho José, ahora sí, de nuevo suerte en esta etapa. Ya sabemos que la presión que se vive en el CAI y su eterna obligación a ascender hace que este equipo sea más ACB que algunos de los que militan en la ACB. Estaremos atentos a José en esta, agora ya sí que sí, nueva etapa para lo que resta de temporada.
Antonio J. Reyes