MMT Estudiantes, campeón tras vencer in extremis a Unicaja

MMT Estudiantes - Unicaja (68-66)

El conjunto estudiantil celebra la victoria. Foto Cai Zaragoza
Cuando la prórroga parecía llamar a la puerta del partido, Yannick Driesen cerró un partido eléctrico. Pocas veces una posesión de 3.08 segundos fue tan fructífera para un equipo. Unicaja logró igualar a 66 por medio de Navajas en su última posesión y encaminarse a la consolación de la prórroga, después de ir venciendo en los tres primeros cuartos. El estudiantil Cabot aguantó la presión y vio el pase decisivo a Driesen, quien tomó el carril central, se deshizo de su defensor y asumió la responsabilidad. Dos pasos y dos puntos que valen un torneo. Y todo ello en un final de encuentro electrizante con un último cuarto a suerte o verdad porque MMT Estudiantes y Unicaja no defraudaron al público asistente al Siglo XXI. El último cuarto fue más que emocionante. La igualdad a 59 a poco menos de 3 minutos vislumbraba el extra time. Y se llegaba a ese instante tras un partido que desde el inicio se marcaba por la igualdad. No obstante, la paridad en el marcador pronto fue rota por la hegemonía de Unicaja que se fue al descanso con un claro 19-30. Los de Jesús Lázaro había exhibido una sensacional defensa con los rebotes de Almazán y Lima, dejando la anotación a Raimundo López (acabó el choque con 7 de 12 en triples). Pero MMT Estudiantes no tiró la toalla y remonto el vuelo, capitaneado por la soberbia actuación de Driesen, MVP del encuentro con 18 puntos y 9 rebotes para una valoración de 20. Su actuación se desdibujaría sin mencionar la magnífica dirección de Granger, quien fue uno de los responsables de meter a Estu en el tramo final del partido. Esa igualdad inicial se reeditó al final, hasta exprimir el partido en un final sobre la bocina. Pudo ganar cualquiera. Pero fue MMT Estudiantes
ACB.com