Ramón García recibe el Premio al Deporte 2007 de Canal Sur

El Baloncesto de la Axarquía y la cantera de Unicaja se hacen presentes para acompañar a Ramón en el acto
En la foto, representantes de la FEF, flanqueando a los tres premiados. Foto Lolo Rincón
En la noche del lunes, en la Sala Gala de Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Málaga, se llevó a cabo el emotivo acto de la entrega de los Premios al Deporte de la Radio y Televisión de Andalucía en Málaga. Una sala repleta de gente del deporte, sobre todo del mundo del fútbol y el baloncesto, distinguidos este año con esta mención especial. Además, no faltaban las autoridades políticas que tienen alguna relación con el ámbito deportivo, así como los dirigentes de Canal Sur y El Corte Inglés en Málaga.
Se premiaba primeramente al joven colegiado malagueño de primera división José Luís Paradas Romero, siempre muy entregado en la delegación malagueña a la hora de promocionar un colectivo siempre muy sufrido por los centros educativos y que este año goza de encontrarse en la élite. También recibió su galardón Antonio Fernández Benítez, historia viva del fútbol malagueño y que continúa realizando su labor al frente de la dirección deportiva del Málaga CF junto a Muñiz, presente también en el acto. Se le entregó una placa al secretario general de la Federación Española de Fútbol, Jorge Pérez, por el regreso catorce años después de la selección española a La Rosaleda para la disputa del próximo partido amistoso ante Francia… Pero en este caso, yo fui hasta allí para acompañar a Ramón García y su premio que dijo pertenecer no a su persona “sino a todos los que trabajan entorno a la cantera y sin los que no sería posible hacer de Unicaja un referente a nivel nacional del baloncesto”. Mención especial también tuvo hacia los entrenadores de los que alguno, comentó, “he sido progenitor”, lo que tuvo su cachondeo entre los que estábamos oyendo sus palabras. Un hombre que tiene mucho que ver en esa apuesta de baloncesto de cantera que Unicaza ha regalado a la Axarquía en los últimos años.
Ramón García en el momento de dirigirse a los presentes. Foto Lolo Rincón
Fue un acto donde tuve la oportunidad de compartir con gente del mundo de la canasta que hacía tiempo no veía como los casos de Rafael Jiménez, gerente de Unicaja Baloncesto; el delegado de cantera de Unicaja y también árbitro Iván Ortego; el que fuera entrenador del equipo al final de temporada, ahora del equipo júnior de Unicaja, Manolo Trujillo, y que comentamos la nueva hazaña de su hermano Francis al frente del Alhaurino; también a gente relacionada con los medios de comunicación de la capital malagueña como Cristina Mena de Canal Sur o Dani Marín de Málaga TV, con los que desde que dejé el cargo en la prensa del club no había vuelto a hablar con ellos, o Fran Extremera, al que sí tengo más cerca, recordando los tiempos en los que El Morche y Vélez se enfrentaban a principios de los ochenta para jugar la fase final de Málaga en los 80 (lo mismo hasta nos enfrentamos entonces). Me alegró coincidir con el presidente de la Federación Malagueña de Fútbol, el torreño Miguel Sánchez, con quien pude compartir el buen momento del fútbol local con el Vélez arriba, y el Torre del Mar y el Barrio en Andaluza; además, me apuntó la perla de la cantera veleña que tiene en el equipo cadete que auguró se meterá en liga autonómica, con un gran grupo de jugadores de calidad y cuatro chavales que están siendo seguidos por la propia federación. También estuvieron presentes la mayoría de jugadores del Clínicas Rincón Axarquía como Jon Cortaberría, Francis Robles, Ale Navajas, Rai López, Pablo Almazán, Adrián Fuentes o Pablo Movilla, el técnico Paco Aurioles, los directivos Javier Checa, Armando Reyes, Lolo Rincón acompañando al presidente Manolo Rincón,… Por otro lado, el mismo Ramón García me presentaba a gente con la que nunca había departido como el caso del conocido “Abuelo de Unicaja” que buscaba la manera de poder vender un abono para la Copa que se le había quedado colgado y que al final encontró el apoyo del gerente del Club. Fue un placer también conocer a los padres de la saga Rodríguez. No sólo por Berni, del que me decían estaba muy mejorado, también son suegros de Cortaberría y Ermolinski y ahora quien tienen fuera es a Marta en Huelva que hace poco nos visitó con Pavel. Es una pareja que siempre ha estado pegada al baloncesto tanto Bernardo como Isabel, quien me recordó sus inicios como jugadora y la gente del baloncesto que sigue ligado aún desde aquellos tiempos como nuestro común amigo “Otto” Jiménez Del Nido, recuperándose actualmente de una grave enfermedad. Sus hijas también jugaron y Bernardo continúa como entrenador de cantera en el cadete 94 junto precisamente el hijo de Otto, José Luis Jiménez, que fue jugador del equipo que ascendió a EBA entonces Helados Royne Axarquía.
En definitiva, un rato muy agradable como cada vez que se organiza un homenaje de este tipo con el deporte como telón de fondo.
Antonio J. Reyes