Más posibilidades de coger plaza en LEB Oro

El pasado lunes, durante una conversación telefónica con una persona que sabe mucho de baloncesto, me anticipaba lo que se está cociendo en Mallorca en busca de un equipo ACB como ejemplo de las apuestas institucionales por el baloncesto por encima de intereses particulares de equipos. Esta mañana veo casi confirmada la noticia en Solobásket: Principio de acuerdo para la fusión en Mallorca, Básquet Inca, Palma y Muro unirán sus fuerzas para llegar a la ACB.
La Consellería de Deportes del Gobierno Balear está motivando la fusión de los tres equipos mallorquines en (Inca, Palma en LEB Oro y Básket Muro en Plata), asegurando un millón de euros por temporada durante la legislatura, junto a otro que aportarán los tres clubes, junto a los apoyos de otras entidades privadas para reunir un total de 3 millones de euros que asegure el objetivo de jugar la liga ACB. Queda por perfilar el nombre del club que será Mallorca y composición de la plantilla, entrenador, lugar de juego, etc.
En Huelva los jugadores van a la huelga. Foto cbhuelva.com
Cifras astronómicas por una parte que provocan, en caso de esa falta de apoyos oficiales cuestiones como las que sufren nuestros amigos de Huelva, cuya plantilla lleva dos días plantada y pendiente de ver si viaja o no a Burgos esta semana en una situación muy delicada. Según informa Odiel Información, parece más cercana la posibilidad de que Cajasol ponga mediante una póliza 450.000 euros en concepto del patrocinio del Ayuntamiento de Huelva, aunque esta cantidad se quedará en aproximadamente la mitad debido a las deudas del consistorio con la caja de ahorros. Desde aquí nuestra solidaridad también con este club su afición y la plantilla que sufre los impagos donde se encuentra nuestro ex jugador Ermolinski. Ojalá que este club con tanta solera en Andalucía en la categoría no se vea abocado a la desaparición. Lo que está claro es que parece que Muro, Palma e Inca sí dejarán vacantes en esta fusión más bien por necesidad, habría que oír la opinión de las respectivas aficiones, y eso puede facilitar el acceso a nuevos equipos a LEB Oro.
Lo que queda evidente es que hacen falta muchos ingresos en la nueva categoría y con los que llegan actualmente al Clínicas Rincón Axarquía se haría más que difícil. Mientras, a soñar... después, gestionar.
Antonio J. Reyes