El Clínicas pendiente de la recuperación de Paulão

El Clínicas a expensas de la recuperación de Paulão. Foto Antonio J. Reyes
El Clínicas Rincón Axarquía se juega toda la temporada el próximo viernes 9 a las 9 de la noche. Y es que tras la derrota en Cáceres, recibe al todopoderoso Fahro de Gijón, donde juega el ex jugador axárquico Chus Pineda. Una derrota en casa el viernes puede condenarlo a una sexta plaza, dejando a los de Paco Aurioles sin factor cancha para el play off. La baja de Paulão en Cáceres se hizo muy sensible. El jugador brasileño, tras una primera resonancia, está guardando seis días de reposo, antes de repetírsele las pruebas en la tarde de hoy que han dado como resultado que el ligamento no está totalmente roto, así me lo comentaba esta misma tarde al salir de la clínica, por lo que el jugador brasileño va a comenzar a trabajar en el día de mañana.
El jugador brasileño comenta que "por mi jugaría, me lo veo menos hinchado. No tengo el ligamento totalmente roto por lo que si aparece dolor, pararé, y no jugaría el viernes, y si no noto nada, no habría problemas. Pienso que puedo jugar". Está claro que Unicaja prefiere no forzar de cara a un futuro con la perla brasileña. El club quiere que junto al escolta polaco Mike Chylinski o su compatriota Vitor Faverani ocupe una de las dos posiciones que abarataría el presupuesto de Unicaja de ACB la próxima campaña ya que permitiría realizar una mayor inversión en puestos claves. Pero hoy por hoy, el jugador está muy identificado con el equipo de LEB Plata y me cuenta como sufrió no estar en Cáceres: "Lo seguí, más bien lo sufrí por radio, pero sólo aguanté hasta parte del segundo cuarto porque estábamos recibiendo un baño, con una diferencia de casi 20 puntos. Entonces lo quité y me puse a ver Euroliga. Hablé después con Paco (Aurioles) y ya me contó como casi ganamos, lo tuvimos ahí al final cuando tuvimos varias oportunidades de recortar los seis puntos. No podemos jugar así este viernes. Tenemos por delante el partido más importante de la temporada. Ellos están ahora mismo debajo de nosotros, a una victoria, y no podemos fallar". Más si cabe cuando Rioja viene también pisando fuerte y podría mandar al equipo con la derrota hasta la quinta plaza. En cuanto a cómo se le presenta el verano, Paulão se muestra orgulloso de la posibilidad de que lo llame su selección y confiesa que el flamante nuevo seleccionador brasileño Moncho Monsalve "me llamó hace tres días para interesarse por mi lesión. Está pendiente de lo que hago y es un halago. Ahora bien, depende de como esté también porque si luego voy, como ocurrió el año pasado con los Panamericanos para pocos minutos, o antes me citan y no juego el Mundobásket, la verdad, prefiero quizás estar en Brasil cerca de mi familia, mis amigos y descansar de cara a la temporada que viene", comenta de forma jocosa.
Deseemos lo mejor a este gran jugador, por lo grande y mejor persona, que sin duda es pieza clave en este equipo, no en vano promedia más de 31 minutos por encuentro. Y es que este año, el equipo estaba pensado para ello.
Antonio J. Reyes