Nueva derrota del Clínicas Rincón Axarquía pero es líder

Penetración a canasta de Williams. Foto Juan Ramón Padilla (Diario SUR)
Akasvayu Vic vuelve a vencer cuando visita la Axarquía, en esta ocasión en Torre de Benagalbón, por 74-79 ante un Clínicas Rincón Axarquía que mejoró la cara mostrada en Logroño pero que no remató su buen partido con la victoria. En los instantes finales, Vic impuso su experiencia. Ciertas imprecisiones de algunos jugadores axárquicos ante la presión catalana y algunos fallos garrafales del colegiado auxiliar descentraron a los de Paco Aurioles que terminaron regalando un partido que al comienzo del último cuarto tenían controlado.
A pesar de la derrota, el cuádruple empate producido en cabeza coloca al Clínicas Rincón Axarquía de nuevo como líderes de la Adecco LEB Plata y clasificados matemáticamente para los play off. Pero como dijo el técnico del conjunto axárquico en rueda de prensa, estando aquí, el equipo quiere más.
Paulão anotó 20 puntos. Foto Basquetmaniatic
El encuentro hizo honor a los dos equipos que se enfrentaban, llamados a estar arriba en esta recta final de campaña. Saben que en estos momentos, quien duda pierde y por ello se mostraban al límite en cada posesión. El Clínicas Rincón Axarquía quería olvidar pronto la mala imagen dada el miércoles ante Caja Rioja y con un Adrián Fuentes lanzado, logra pronto abrir hueco en el marcador (11-3). Pero enfrente había un conjunto muy sólido que con las penetraciones o el tiro exterior de Albert Sabat y Martí Nualart mantenían al conjunto de Vic siempre a tiro en el elctrónico. Así se llega al final del primer cuarto con 19-17 para los locales. El Akasvayu Vic, que iba a más, logra colocarse con ventaja en el comienzo del segundo cuarto. La fuerte defensa del conjunto catalán logra descentrar por momentos a los locales pero en situaciones in extremis de límite de posesión, Rai López, Francis Robles o Mike Williams logran enchufarla de tres para dar la vuelta al electrónico con un parcial de 8-0 para el delirio de la afición (31-28). Akasvayu echaba en falta ahora la labor de Eulis Báez y los hombres de perímetro no pueden parar a un Francis Robles, líder de su equipo con 10 puntos. Se llega al descanso con 38-32 para el Clínicas Rincón Axarquía.
Según reconoció Aurioles, se provocaron muchas faltas a Elius Báez dado su mal porcentaje en tiros libres pero ayer se salió en todas las facetas. Foto Basquetmaniatic
En la continuación, un desaparecido hasta entonces Mike Chylinski y el buen trabajo de Paulão en la pintura colocaban la máxima distancia hasta entonces para el Axarquía 50-39, aprovechando además una técnica al entrenador visitante Xavi García. Pero Akasvayu Vic no se iba a dar por vencido, y su base Albert Sabat con decisiones muy acertadas, mostrando la calidad que ya se le viera el pasado año en Vélez-Málaga cuando debutaba en esta liga con Vigo, ayudaba a meter a su equipo en el partido y recorta de nuevo la ventaja, llegándose al final de este periodo con un 59-53.
Tapón del gigantón Dragusin a Yiyo Egidio. Foto Basquetmaniatic
En el cuarto definitivo se vivió de todo, propio de lo que se va a ver de aquí al final de liga con tantos enfrentamientos directos entre los aspirantes al ascenso. Las primeras canastas de los locales no logran noquear a un Vic que pudo parecer fuera del encuentro. Pero curiosamente, varias imprecisiones de Yiyo Egidio, en los minutos que servían para reservar a Paulão cargado de personales, cometiendo faltas en ataque innecesarias o recibiendo un gorro del gigantón Dragusin que apenas había inquietado hasta entonces a las torres locales, comienzan a fraguar la remontada visitante ya que además la enchufan de tres en la otra zona por medio de Teruel, Jimix o Aranda. Lo demás, lo pondría la pareja arbitral. Y es que a 5:50 del final, con 63-63, llegó un fallo garrafal de la pareja arbitral, al dar canasta un rechace de Paulão una vez tocaba el balón aro tras el fallo en un tiro libre, lo que motivaría las protestas aireadas del público, jugadores y de forma enérgica por parte del entrenador local Paco Aurioles, al que señalarían la técnica con tiros libres y posesión para Vic. En la jugada siguiente, se pita ataque a Robles, unos pasos rigurosos a Cortaberría cuando se preparaba para enchufar un triple, en definitiva, acciones que poco a poco terminaban por descentrar a los locales mientras que el Akasvayu Vic, aprovechaba para culminar un parcial de 0-11 y colocar el 63-71 en el marcador.
José Amador intenta taponar a Mike Williams. Foto Basquetmaniatic
La vuelta de Paulão, las acciones de los veteranos Williams, Robles y Cortaberría, alguna que otra compensación arbitral que a tres minutos para el final comenzaba a ver las personales en el lado visitante cuando desde hacía tiempo el cuadro local estaba ya en el bonus, y la afición que no cesó de animar, todo ello, propicia que el tanteo se vuelva a apretar, lográndose empatar el encuentro (73-73). Pero en los últimos instantes, Eulis Báez sacó su mejor baloncesto para ayudar a completar sus estadísticas y de camino facilitar la victoria de su equipo. Estaría espectacular en una jugada de 2+1, que dejó helada a la grada pese a la animación de los chicos del Gym Victory en el tiempo muerto. Después, en el continuo parón de juego en busca del imposible, curiosamente, jugadores visitantes con malos porcentajes en tiros libres no fallaban, mientras que sí lo hacían los locales. Y puntito a puntito se fue fraguando una victoria que incluso con posibilidades de remontada, en los últimos segundos, los locales parecían no tener fe en buscar el rebote después de comprobar como se les había escapado un partido que pienso, pudieron tener ganado. Esto es baloncesto.
Paulão y Eulis Baez, duelo de muchos quilates. Foto Basquetmaniatic
El MVP del encuentro, y también de esta jornada en la liga, fue el dominicano Eulis Báez con 23 puntos, 15 rebotes (8 en ataque), 2 asistencias y 13 faltas provocadas, para un total de 41 de valoración. Y eso que en momentos parecía no estar. Enfrente, destacar los 20 puntos y 8 rebotes de Paulão Prestes.
En la rueda de prensa, Xavi García, entrenador del Akasvayu Vic comentaba que “ha sido un gran partido al igual que lo fue el de ida. Estoy muy satisfecho por el resultado y seguro que los dos equipos estaremos luchando por conseguir el ascenso. Hemos apelado al espíritu de la Copa, donde llegamos al último cuarto en una situación parecida, y se ha vuelto a notar sobre la pista con el parcial que hicimos en el cuarto de 15-26. Los árbitros unas veces te dan y otras te quitan, en la ida también pitaron en los últimos segundos un sinfín de antideportivas y técnicas para Axarquía. La jugada polémica, que desde mi posición sí parece que fuese válida la acción de Paulão, a la postre es una jugada. Al final el marcador estuvo igualado y cualquiera pudo ganar. Es tremenda la igualdad que hay en la liga y así será hasta el final.”
Paulão con Dragusin ante la mirada de Nualart. Foto Basquetmaniatic
Paco Aurioles, entrenador del Clínicas Rincón Axarquía, por su parte destacó que “el partido ha sido una muestra de la calidad de ambos equipos. Hemos hecho un esfuerzo tremendo y no hemos tenido recompensa. Aun así, seguimos arriba y hemos ganado el basket-average. Es un gran éxito para la entidad el haber conseguido la clasificación para playoffs, aunque queda mucho camino por recorrer y ya estamos pensando en el partido del sábado que viene en Muro. No quiero culpar a los árbitros por la derrota pero sí señalar que cuando un entrenador se equivoca, pierde el partido; si un jugador mete la pata, lo llevo al banco y juega menos; pero si un árbitro comete un error de libro como hoy, o el otro día en Bilbao frente al Real Madrid, no pasa nada. No hay posibilidad de sancionar de forma clara o de rectificar en el caso de hoy de un árbitro frente a su auxiliar, y reconocer el error. La solución sería esa, que si se equivoca un árbitro, que tenga su consecuencia y no siga como si no pasara nada. Más cuando te estás jugando mucho, en el caso del otro día de Bilbao, que le puede costar estar arriba en el play off. En cuanto al equipo, destacar positivamente que la imagen que ha dado ha sido muy buena tras el pésimo encuentro de Rioja. El equipo se ha repuesto bien, la lástima la derrota. Tenemos siete partidos por delante y tengo claro que voy a por los siete. Queremos seguir arriba, sin nadie que tenga más victorias que nosotros”.
Clínicas Rincón Axarquía: Adrián Fuentes (8), Mike Chylinski (4), Jon Cortaberría (7), Mike Williams (15), Paulão (20) – cinco inicial. Rai López (3), Francis Robles (13), Ale Navajas (2), Almazán (2), Movilla (0) y Yiyo Egidio (0).
Akasvayu Vic: Albert Sabat (19), Jimix (11), Chus Aranda (6), Báez (23), Amador (4) – Dragusin (4), Martí Nualart (6), Santamaría (0), Teruel (3) y Riu 3.
PARCIALES: 19-17; 19-15 (38-32); 21-21 (59-53); 15-26 (74-79).
Árbitros: Fco. Javier Afonso Castillo (comité canario) y Álvaro Rodríguez Cubero (comité castellano-leonés). Eliminados Chylinski (34min.) y Paulão (38 min.) por los locales, y Jimix (36 min.) en el conjunto visitante.
Incidencias: Unos 900 espectadores en el Pabellón Torre de Benagalbón. Al comienzo del partido se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del vicepresidente del club, el periodista Alejo García Ortega, cuya imagen estuvo presente en el encuentro en una pancarta en uno de los fondos. Por otra parte, lamentable el hecho de que la policía municipal de Rincón de la Victoria, según me confirmaron desde el club al ser informados, por segunda vez consecutiva, se dispusiera a multar a los coches aparcados sobre la acera del perímetro del pabellón, más si cabe ante la carencia actualmente de una zona de aparcamientos en la instalación. La directiva parece que volverá a insistir entorno a este hecho.
Eulis Báez batió la marca de faltas recibidas con 13. Foto Basquetmaniatic
Antonio J. Reyes