Con oficio y confianza Gijón doblegó al Axarquía y luchará por el regreso a LEB Oro

Kiefer encara a Paulão. Foto FEB
Poco después de las 21:00 h. empezó la segunda semifinal Adecco LEB Plata, pero el Calefacciones Farho Gijón llegó tarde. Deportivamente hablando, se entiende. Cinco minutos necesitaron los hombres de Elorduy para acertar con el aro rival con lo que el Clínicas Rincón Axarquía comenzó con una ventaja de 9-0, con Paulão Prestes y Movilla muy acertados.
Pudo haber sido un serio problema para los asturianos, pero dicen que todo se pega y Axarquía no tardó en copiar los errores tontos de rival. La reacción del Gijón comenzó con la pareja Kiefer-Wolfram, pero cuando de verdad se produjo fue con la salida a pista de Sony Vázquez. Dos triples suyos junto a un tiro adicional le dieron la vuelta al marcador a poco para el final del primer cuarto (13-14).
Segundo cuarto y partido nuevo (16-16, min. 10). Aparentemente no había pasado nada irresoluble, aunque Farho Gijón acusaba cierta incomodidad por la defensa presionante de los malagueños y la presencia de Paulão en el centro de ambas zonas. Si a ello le unimos la inspiración desde el perímetro de Movilla tenemos la clave del nuevo tirón axárquico (31-23, min. 16).
Por segunda vez en la semifinal al Farho Gijón le tocaba remontar, pero esta vez no contaba con Sony Vázquez (tres faltas). Encontró en Gunnarsson un buen relevo, pero insuficiente para repetir remontada antes del descanso, al que se llegó con un bonito ‘alley-hoop’ para Paulão Prestes (42-36).
El marcador no terminaba de reflejar un dominador claro (42-40, min. 22), pero sí una mayor consistencia de los malagueños, liderados por el potencial de Paulão en la pintura (15 puntos y 9 rebotes).
Saltó la señal de alarma en Axarquía cuando en el minuto 25 Paulão sufrió un pisotón en el tobillo que le llevó al banquillo. Williams se encargó de dejarlo en simulacro de emergencia (54-44, min. 26), aunque el partido empezó ahí a torcerse para los de Paco Aurioles. No lo pareció cuando los malagueños estabilizaron en los 10 puntos su ventaja (59-49, min. 28), pero algo se estaba gestando. La retirada de Paulao pareció iluminar las ideas de los asturianos que con una defensa en zona y una gran fe en sus posibilidades volvieron recuperar terreno con un parcial de 0-6 en el último minuto del tercer cuarto (59-55).
Paco Aurioles recurrió a Paulão para empezar el cuarto decisivo, pero el pívot brasileño ya no era el mismo. Farho siguió incrementando su parcial a medida que aumentaban los nervios en la joven plantilla del Axarquía. Demoledor 0-17 a favor de Gijón (59-66, min. 34). Con los gijoneses lanzados, llegó otro mazazo para el equipo de Aurioles con la retirada definitiva de Paulão a falta de 4 minutos (63-69).
A partir de ahí Gijón tiró de oficio para certificar su remontada y la victoria a pesar de los triples desesperados del Axarquía en los minutos finales (79-84).
FEB